Cuidados & Recomendaciones

Manquehue Sur 688, Las Condes, Santiago de Chile.
+569 9873 9843 hola@fineline.ink

Cuidados

Primeros pasos de la protección.
Una vez que el tatuaje esté terminado, tu tatuador limpiará la zona, aplicará una pomada humectante para evitar el sangrado en exceso y lo cubrirá con papel film. Luego de salir de la tienda no manipules la zona tatuada para evitar el contacto con bacterias que puedan penetrar la piel. Cambia el papel film lo antes posible, máximo debes permanecer con el 2 horas. Recuerda que al cambiar el papel film y reemplazarlo por otro debes aplicar crema o ungüento.
  • El papel film es la mejor manera de envolver un tatuaje nuevo, ya que es fácil de aplicar y quitar sin que se pegue a la piel. También forma un escudo protector que protege el tatuaje de las bacterias, lo más importante en las primeras horas.
  • Nuestra recomendación es permanecer con el papel film la primera noche para evitar el contacto con la ropa de cama, a la mañana siguiente debes retirarlo y dejar el tatuaje al aire en un ambiente cerrado, recuerda aplicar crema o ungüento para que sane.
  • Bajo ninguna circunstancia debes repetir el vendaje retirado.
Lava la zona tatuada con cuidado.
Lava tu tatuaje con agua templada y jabón hipoalergénico. Usa las manos para frotar con cuidado el tatuaje, eliminando restos de sangre, plasma o tinta. Esto ayudará a evitar que el tatuaje forme costra demasiado pronto. No uses una toalla, esponja vegetal ni cualquier otro tipo de esponja para limpiar el tatuaje, ya que pueden albergar bacterias.
  • No pongas el tatuaje directamente bajo el agua. Lávalo de manera indirecta salpicándolo con agua con tus manos. El chorro de agua directamente del grifo puede ser muy molesto y causar daño en un tatuaje nuevo.
  • Si tu nuevo tatuaje cubre una gran zona de piel, puede ser más fácil lavarlo en la ducha.
Deja que el tatuaje se seque al aire.
Una vez que hayas lavado bien el tatuaje, tienes que secarlo con una servilleta de papel dándole pequeños toques. No frotes el tatuaje, ya que puede causar irritación. Una vez que hayas eliminado el exceso de humedad, tendrás que dejar el tatuaje descubierto durante 20 minutos o 1 hora antes de poner el film plástico (esto el primer día solamente). Esto permitirá que el tatuaje respire y que el exceso de humedad se evapore, así no afectará la cicatrización normal.
  • Después del primer día no apliques más film plástico.
  • Debes permitir que tu tatuaje respire aún después de lavarlo o de que se moje.
Aplícate una crema o ungüento.
Desde el primer momento de lavado y secado debes aplicar una crema o ungüento (dentro del estudio recomendamos Bepanthol®, $3.990 aprox. ya que además de humectar, cicatriza la zona tatuada). Asegúrate de aplicar solo una capa fina de crema o ungüento que sea suficiente para que el tatuaje brille y aplícala suavemente hasta que quede absorbida por la piel. Es muy importante que no apliques demasiada, sino ahogarás el tatuaje y fomentarás el crecimiento de bacterias.
  • Debes continuar aplicando la pomada después de lavar el tatuaje durante 2 semanas. Luego de eso puedes cambiar a una crema de alta humectación.
  • No uses productos con base de petróleo como vaselina, ya que son demasiado pesados y pueden obstruir los poros, causando erupciones en el tatuaje. También sacan la tinta del tatuaje a la superficie de la piel, provocando que el tatuaje pierda el color antes de que esté curado del todo.
Hidrata tu tatuaje de 3 a 5 veces al día.
Debes continuar limpiándolo con jabón hipoalergénico y agua templada hasta que esté completamente curado. Esto puede durar de 3 a 6 semanas, dependiendo del tamaño y la localización del tatuaje. Límpialo aproximadamente 3 veces al día, aunque deberás limpiarlo más a menudo si el tatuaje está en la mano, muñeca, pie u otra zona que esté más expuesta a los gérmenes.
  • Después de aplicarte la crema o ungüento especial durante las 2 primeras semanas, puedes cambiarte a una crema hidratante normal después de cada lavado. no es recomendable usar cremas con aroma, colorante ni que contengan brillo. Recuerda aplicar solo una capa fina de crema, ya que demasiada hidratación puede afectar de manera negativa al tatuaje.
  • La curación inicial del tatuaje dura hasta 2 semanas. Durante ese tiempo es posible que el tatuaje se descascare, como si fuera una quemadura por el sol. También es posible que se salga un poco el color de la piel a medida que se descascara, pero es completamente normal.
  • Después de que la piel se descascare, el tatuaje se verá vidrioso y estará tirante. También podría tener trozos de piel blancos o turbios que te verás tentado de quitar, pero intenta resistirte. Esto se conoce como “piel de cebolla” y se caerá por sí sola en un par de semanas.
  • Si has cuidado bien de tu nuevo tatuaje, estará curado y tu piel estará completamente regenerada en unas 4 o 6 semanas.
No te rasques el tatuaje.
A medida que se cura, el tatuaje empezará a formar costra. Es normal, y las costras tienen que dejarse secar y caerse por sí solas. No intentes acelerar el proceso rascándote las costras. Esto podría hacerlas caer prematuramente, dejando agujeros o manchas más en tu tatuaje.
  • Si no tienes las manos limpias, podrías infectar el tatuaje. Tienes que lavarte las manos con un jabón hipoalergénico antes de tocar el tatuaje y nunca debes dejar que otra persona te lo toque mientras se cura.
  • La piel seca, con costra puede picar mucho, pero rascarte el tatuaje puede hacer caer las costras. Puedes aliviar la picazón golpeando el tatuaje con la palma de la mano, con agua sobre la zona o con un poco de crema hidratante.
Evita sumergir el tatuaje.
Hasta que se haya curado completamente, evita nadar en la piscina, el mar, baños de tina o jacuzzi. Hay dos motivos para no hacerlo: primero, exponer tu tatuaje a mucha agua puede sacar tinta de la piel y dañar la apariencia del tatuaje; segundo, el agua en las piscinas o el mar puede contener suciedad, bacterias, productos químicos y otras impurezas que pueden infectar el tatuaje.
  • Será completamente seguro volver a estas actividades cuando el tatuaje esté curado, pero por ahora debes enjuagarlo en la ducha o el lavabo.
  • Procura que tus duchas y baños sean cortos, de menos de 5 a 6 minutos.
No expongas tu nuevo tatuaje al sol.
La luz del sol es el peor enemigo de los tatuajes nuevos. Los rayos del sol pueden ampollar la piel y aclarar el color de tu tatuaje. Por este motivo, es mejor mantener el tatuaje cubierto y alejado de la luz del sol durante al menos 3 o 4 semanas hasta que la curación inicial se haya completado.
  • Después, tendrás que seguir protegiendo tu tatuaje usando un protector solar de factor 50. Esto evitará que palidezca con el sol, manteniendo los colores por más tiempo.
Evita hacer ejercicio.
Los tatuajes que cubren zonas grandes, o los que están cerca de las articulaciones (como los codos o las rodillas), pueden tardar más en curarse si la piel se ve forzada a moverse demasiado durante entrenamientos intensos u otras actividades físicas. El movimiento agrietará e irritará la piel, prolongando el proceso de curación del tatuaje. Por esta razón, debes evitar entrenamientos innecesarios durante al menos unos cuantos días después de hacerte el tatuaje.
  • Si tu trabajo implica actividad física, como la construcción o baile, es posible que sea mejor hacerte el tatuaje un viernes para que tengas todo el fin de semana y se cure antes de volver al trabajo.
Evita la ropa apretada.
Evita ponerte ropa apretada en la zona donde lleves el tatuaje, especialmente al principio. Mientras un tatuaje se cura, filtra plasma y exceso de tinta, que puede pegar la ropa al tatuaje. Esto hará que quitarse la ropa sea doloroso y puede arrancar las costras recientes.
  • Si tu ropa se pega a tu tatuaje, ¡no la despegues fuertemente! Moja el área con agua, así la ropa se aflojará para que puedas quitártela sin dañar tu tatuaje.
  • Además, la ropa apretada evitará que entre el suficiente oxígeno al tatuaje, y el oxígeno es esencial para el proceso de curación.
  • Ponte ropa limpia y suelta, de día y de noche, mientras tu tatuaje se cura.
Evita la hinchazón.
La hinchazón puede aparecer en los tatuajes nuevos en los pies, tobillos o en la pantorrilla, especialmente si estás de pie mucho tiempo. Si esto ocurre, puedes reducir la hinchazón tomando ibuprofeno, poniendo una paños fríos en la zona inflamada y elevando los pies y las piernas.

Recomendaciones

Ten siempre en cuenta nuestras recomendaciones para cuidar tus tatuajes, nosotros hablamos desde la experiencia de nuestros clientes.

  • No consumas alcohol ni drogas en exceso antes de la sesión.
  • Conoce tu nivel de tolerancia al dolor.
  • No te depiles el tatuaje hasta que esté completamente curado.
  • El frío puede ayudarte a deshacerte de la picazón en la zona tatuada.
  • La crema o ungüento más recomendado es Bepanthol ($3.990 aprox.)
  • No laves el tatuaje con agua caliente, esta abre los poros, daña tu piel y afecta el resultado final.
  • Después del proceso de curación, sigue aplicando producto para cicatrizar tatuajes para un mejor resultado.
  • Aún después de cicatrizado el tatuaje puede tener un poco de relieve. Esto es a causa de la tinta, ya que tarde al menos 4 semanas en “asentarse” en la piel.
  • Evita ir a saunas y salas de vapor mientras cicatriza el tatuaje, la humedad puede afectar los pigmentos de la piel.
  • Lo más importante es el compromiso, confirma tu cita, apúntala en el calendario, avísale a todos y no te eches para atrás. Esto nos ayuda a nosotros a mantener el respeto entre el cliente y los tatuadores.
Visita nuestro trabajo en Instagram!